• Co-Marketers

Apuesta por la tecnología! Tendencias en marketing digital

Las tendencias de marketing digital 2020 vienen marcadas por los fuertes avances tecnológicos que se están dando en todos los campos, muchos de los cuales van a suponer un antes y un después en lo que hoy entendemos como marketing digital.

Los cambios en el consumidor -como consecuencia de la nueva oferta tecnológica- y la pauta que vienen marcando las generaciones más jóvenes, nativas digitales, también van a propiciar que el escenario de la publicidad en Internet sufra importantes cambios.

Tecnologías al servicio del data, inteligencia artificial, tecnologías de reconocimiento de imagen, desarrollo de la publicidad programática, realidad virtual… son avances que van perfeccionándose poco a poco y que ofrecen unas posibilidades impensables hasta hace pocos años. Pero ya están aquí. Aprovechémoslas.


Tendencias de marketing digital 2020

Es difícil que, de un año para otro, las tendencias en una disciplina como es el marketing digital sufran muchas alteraciones. Gran parte de los campos de actuación citados en este blog como tendencias en años anteriores seguirán teniendo vigencia en 2020, si bien su característica novedosa se ha disipado al normalizarse su adopción. Así, tendencias de años anteriores tales como el influencer marketing, el social o mobile commerce, el AMP o la analítica siguen teniendo un gran peso en las estrategias digitales de los anunciantes, a pesar de que en este artículo ya no las contemplemos.

Por otra parte, volveremos a incidir en algunas tendencias citadas el año anterior, debido a la evolución que han experimentado a lo largo del último año. En este sentido, podemos citar la publicidad en aplicaciones de mensajería instantánea, el entorno de voz, image search y programática de vídeo (aunque en esta ocasión con el foco puesto en la televisión conectada). Pero entremos ya en materia y desvelemos cuáles, desde nuestra experiencia como agencia de medios digitales, consideramos que serán algunas de las tendencias de marketing digital para 2020.


Social ads, la publicidad en redes sociales funciona

Las redes sociales ya no funcionan si atendemos a su alcance orgánico. Todas, con Facebook a la cabeza, han aprendido a sacar el máximo rendimiento a través de la publicidad. Para favorecer la efectividad de los impactos, los medios sociales han desarrollado muchísimo sus plataformas de gestión de anuncios, creando novedosos formatos y permitiendo segmentaciones de gran precisión.

Por ejemplo, las segmentaciones en Facebook ads (También Instagram ads) hacen posible generar audiencias muy precisas. Existen más de 500 criterios de segmentación, así como la posibilidad de crear audiencias personalizadas o lookalike. Más allá de la orientación basada en datos sociodemográficos, Facebook permite segmentar por dispositivo de acceso, por tipo de conexión, por intereses específicos o por acciones en la web de la marca.

Poder ser tan preciso en la orientación de las campañas ofrece a las marcas un blanco mucho más fácil de alcanzar, lo que se traduce, inevitablemente, en un incremento de las conversiones y una mejora del ROI. Además, gracias a opciones como los dark post de Facebook o Instagram, los anunciantes pueden realizar test A/B con la finalidad de conocer qué contenidos o formatos son mejor aceptados por su audiencia objetivo.

También otras redes sociales como Twitter ofrecen la segmentación por tipo de dispositivo o la creación de audiencias personalizadas, así como segmentaciones por comportamientos, o intereses, por seguidores o por palabras clave. Más allá de en las redes sociales habituales, los social ads se abren camino en plataformas emergentes como puede ser TikTok, la red social de moda entre los jóvenes y que ya integra distintos formatos publicitarios, a pesar de que aún le queda un largo recorrido hasta lograr sofisticar sus posibilidades de segmentación.

Sea como fuere, lo cierto es que la publicidad en redes sociales cada vez funciona mejor y que muchas marcas ya obtienen parte de sus ventas a través de ellas. Las claves, a nuestro entender, son tres: el incremento de la confianza de los consumidores a comprar a través de las redes sociales, la sofisticación de formatos y segmentaciones, y la mayor predisposición de los usuarios a realizar compras durante sus momentos de distensión y ocio. Por todo ello, conviene tener en cuenta los social ads como una de las tendencias de marketing digital 2020.



Apps de mensajería instantánea para publicitar tu marca

Todos los ojos están puestos en el próximo año desde que WhatsApp anunciara que comenzaría a incluir publicidad en 2020. Aunque de momento es una incógnita conocer cuáles son los planes que Facebook (dueño de la app de mensajería mayoritaria) tiene para rentabilizar WhatsApp a largo plazo, por el momento han confirmado que la primera toma de contacto con los anuncios se realizará en la sección de «Estados».

La clave estará en cómo incentivar que los usuarios visiten este apartado, pues aunque Facebook ya cuenta con experiencia en la red social matriz con un modelo exportado a Instagram, lo cierto es que las características de WhatsApp hacen que se deban afrontar los anuncios de un modo diferente. Esto quiere decir que su naturaleza de aplicación de mensajería centrada en las comunicaciones privadas entre amigos y familiares no hace posible incluir publicidad sin resultar intrusivo y desagradable. En el caso de las redes sociales es más fácil integrar anuncios entre el contenido o hacerlos aparecer en formato stories en la parte superior de los fees.

Es por ello que WhastApp experimentará con los anuncios en la sección de «Estados», a pesar del reto que entraña que los usuarios visiten este apartado de manera regular. Cabe pensar que su larga experiencia en promover el uso y adopción de nuevos formatos o extensiones en otras redes llevarán al gigante tecnológico a encontrar soluciones que incentiven las visitas a la sección de estados. No sabemos aún cómo lo hará, pero tenemos claro que ya tiene un plan en mente.

Si nos fijamos en Facebook Messenger, apreciamos que dispone de distintos formatos publicitarios para impactar a los usuarios a través del chat, desde mensajes patrocinados, a mensajes enviados por marcas con las que el usuario ya había interactuado y tenía una conversación activa, pasando por los propios anuncios en Facebook que remiten a Messenger para solicitar más información.

Al margen de los anuncios, las marcas pueden sacar rendimiento de estas aplicaciones de mensajería instantánea (y no sólo de WhatsApp, también de Facebook Messenger o Telegram) del mismo modo que se realizan campañas de e-mail marketing o SMS Marketing: creando una base de datos de suscriptores a los que enviar comunicaciones regulares y de valor. Varios son los ejemplos de marcas que han incursionado en estas plataformas con gran éxito. Entre ellas podemos citar a KLM Airlines o Hellmann’s, para tener una idea del nivel de anunciantes que han incursionado en el WhatsApp marketing.


Mindful marketing: las personas y el planeta, en el centro

El mindful marketing, o marketing consciente, es, quizá, una de las tendencias de marketing digital 2020 más transversales. Básicamente, consiste en que las marcas y sus productos tengan a las personas y al planeta en el centro de su identidad. Desde la llegada del 2.0, las comunicaciones comerciales unidireccionales han ido desapareciendo progresivamente, dando pasa a un nuevo modelo de marketing centrado en el consumidor, un modelo que escucha lo que la audiencia tiene que decirle y atiende a ello.

En este giro hacia procesos mas humanos impera la búsqueda de la identificación con la marca. Es por ello que los anunciantes se esfuerzan cada vez más en colocar a las personas y sus necesidades en el centro de su estrategia, identificando qué es lo que funciona y construir relaciones con el consumidor desde el conocimiento. En este punto es donde cobra gran importancia la escucha social, que debe ser exhaustiva y realizada a través de herramientas de monitorización que permitan obtener datos relevantes.

Cada vez más los consumidores, sobre todo los más jóvenes, esperan que las marcas tengan una causa. Las nuevas generaciones están preocupadas por temas ambientales, políticos y sociales y respetan a aquellas marcas que llevan a cabo acciones comprometidas. Los consumidores son cada vez más conscientes de la responsabilidad que las empresas tienen en importantes asuntos globales, como la ecología y respecto al medio ambiente, la protección de los derechos sociales o laborales y el posicionamiento a favor de causas éticas de indiscutible valor.

Ya no basta con ver el logo de una marca asociado al de una ONG, por ejemplo. Ahora lo que el consumidor espera es que las empresas actúen, que demuestren ese compromiso y que sus acciones de responsabilidad social corporativa sean sinceras. Y esa RSC debe impregnar también todos los productos que las marcas ofrecen. Una autenticidad de valores que estén alineados con un compromiso real que se traduzca en acciones. Lo que en Kanlli hemos venido a llamar «el marketing del plástico» es un ejemplo de ello, pero no es el único. El mindful marketing busca generar lealtad de los consumidores con la marca, independientemente de la causa o causas que se utilicen para lograrlo.


CGC: el usuario como generador de contenido

Uno de los principales retos a los que se enfrentan los anunciantes es al de impactar a los consumidores más jóvenes, profanos, como son, ante la publicidad y el marketing tradicional. El anuncio tal y como lo conocemos va a morir con la Generación Z, poco o nada dispuesta a tolerar intromisiones, reyes de los adblockers, descreídos de las bondades que las marcas predican de sus bondades. Los centennials son nativos digitales y son, además, la generación de la crisis, lo que les ha hecho crecer en un entorno enfocado al ahorro.

Formatos como el vídeo, opciones como la publicidad nativa o contextual y estrategias de marca con el mindful marketing del que hablábamos más arriba o las recomendaciones de los influencers perfilan el futuro de la publicidad una vez que las anteriores generaciones dejen de conformar el grueso de consumidores. Pero hay otro modo de llegar a ellos, derivado de una de las características más significativas de los centennials: por primera vez el usuario es el encargado tanto de consumir contenidos como de generarlos.

Así, se impone lo que se conoce como CGC (consumer generated content). Sí, el contenido generado por los propios consumidores es una de las tendencias de marketing digital 2020 que los anunciantes pueden comenzar a aprovechar. En este sentido, cada usuario sería considerado un microinfluencer, con un radio de acción que trasciende a sus propios seguidores en redes sociales.

El CGC puede ser entendido como el poso que un consumidor deja tras su experiencia de usuario, una vez que comenta, califica o hace una valoración (algo con lo que ya estamos más o menos familiarizados) o ser entendido yendo un paso más allá: jóvenes consumidores que (gracias a sus capacidades creativas y a las novedosas herramientas a las que tienen cada vez mayor acceso) crean contenidos que comparten en redes sociales como Snapchat o la exitosa TikTok.

El reto de las marcas pasa por pasar a formar parte de esos contenidos de algún modo, ya sea con afán de prescripción o simplemente por notoriedad de marca mediante diversos pretextos. Por poner un ejemplo, podemos citar a Donettes, quien llevó a cabo una campaña de CGC en TikTok proponiendo a los usuarios uno de los famosos challenges que tienen lugar en esta plataforma social.







Necesitas  una Agencia de Marketing & Publicidad?

AGENDA UNA REUNIÓN: (+598) 4244 6168

Mail: info@co-marketers.com

            (+598) 96 448818

Suscribite y recibe nuestras novedades.

whatsapp.png

Visitanos!

Lunes a Viernes 10:00 a 18:00

 

Av. Gorlero & 28 | Torre Gorlero Oficina 55 

Punta del Este - Uruguay

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Uruguay © 2014 Co-Marketers | Punta del Este - Uruguay