Convierte a los visitantes de tu web en clientes fieles


¿Sabías que cuesta cinco veces más atraer a un nuevo cliente que conservar uno existente?

Esta impactante estadística debe quedar grabada en la mente de cualquier empresario. Convertir a un visitante anónimo en un cliente potencial, a uno potencial en un cliente y a un cliente en un comprador recurrente, es crucial para hacer crecer un negocio con éxito. Este proceso es especialmente cierto cuando se trata de una página web (por ejemplo, si es una tienda online o un proveedor de servicios). Ahora, seguramente te estés preguntando cómo lograr eso, dada la poca interacción humana que existe en el mundo digital.

Puede parecer un reto, pero dando los pasos correctos, el objetivo está lejos de ser imposible. Gracias al rápido desarrollo de herramientas online inteligentes, incluso empresarios menos experimentados pueden rastrear y retener a sus clientes como una empresa de La lista Fortune 500. La plataforma de creación de páginas web más aclamada para PYMES, Wix, creó una variedad de herramientas inteligentes e intuitivas para cubrir todos los pasos del proceso de generación de ganancias (es decir, dinero): adquisición, conversión y retención. Pero, dejémonos de preámbulos y repasemos los pasos de una relación exitosa con el cliente y la forma de convertir a los visitantes de tu web  en clientes fieles.


Adquisición ~ Cómo convertir a los visitantes en clientes potenciales

Por lo general, adquirir significa entrar en posesión de algo. Incluso definido de una manera escueta, esto también aplica adecuadamente a los visitantes. Por supuesto, no significa que realmente los poseas, sino simplemente que adquieres toda su atención e interés, y en última instancia, su dinero. Aplicado al mundo de las páginas web, la adquisición significa que un visitante anónimo se convierte en un cliente potencial, es decir, alguien en el identificas cierta intención de compra de tu servicio o producto. Ya sea que solo estén navegando o que no estén seguros de querer comprar algo de una página que no conocen, cualquier visitante puede convertirse en un cliente potencial.


Ofrecer comunicación en vivo

Ahora, ¿cómo hacer que suceda la magia? Si estás “haciéndole ojitos a alguien” en un bar pero nadie da el paso, sólo estás perdiendo el tiempo. Alguien tiene que dar el primer paso y, a veces, debes tener un enfoque proactivo con tus clientes para asegurarte de que sepan que estás disponible para ellos en todo momento. Es decir, puedes responder cualquier pregunta que puedan tener. La comunicación en vivo debe ser la vanguardia de la experiencia de tu cliente.