Diseño de Menú para restaurante

Eleven Madison Park, en Nueva York es una restaurante de clase mundial en todo el sentido de la palabra. Están ubicados como uno de los cinco mejores del mundo. De hecho, una comida puede costarte un par de cientos de dólares, sin incluir el vino.

Pero digamos que ahorraste unos centavos y lograste obtener una reserva y el menú que recibiste hubiese lucido así:

Asombroso. Diseñado por Juliette Cezzar, está libre de desorden y contiene, literalmente, la información necesaria —el componente principal de cada plato, ubicado en un cuadro de 4 x 4. Como tal, muestra uno de los principios clave de la jerarquía visual: colocar espacio extra alrededor de las cosas importantes, de modo que sean más fáciles de ver.

Desafortunadamente, como un principio básico para el diseño gráfico para  menús, es bastante inútil. La situación del Eleven Madison Park es extremadamente particular. Aquí, la reputación del restaurante es tanta que los clientes pueden ordenar con confianza, incluso sin ver las descripciones de los platos.

Caso contrario, se requiere que la mayoría de menús brinden mucha más información, incluyendo categorías (entrada, plato principal, postre), descripciones, precios y lo más mínimo. Aquí es como, usualmente, se vería un menú cargado:


Podríamos decir que este diseño, realizado por Tag Collective, es perfectamente sólido, pero no menos inspirador. Es ordenado y es claro que se esforzaron en añadir variedad y carisma. Pero también tiene bastante información, y la jerarquía visual es muy débil. El resultado es que, a primera vista, el menú parece denso y abrumador.

Carece del ingrediente que ilustra el menú del Eleven Madison Park: el espacio.