La estrategia de Volkswagen para vender más autos

Ante el reto de aumentar sus ventas en México, Volkswagen continúa con la producción local y la importación de vehículos. Esta es la estrategia

“En Volkswagen tenemos el compromiso de seguir empujando nuestra participación de mercado y continuar apostando por México”, dice Juan Pablo Gómez, responsable del marketing de la marca en México.

Las estrategias que implementará el área de marketing para conquistar a más consumidores son varias; entre ellas, la oferta de automóviles fortalecida con cambios en su configuración, con mayor énfasis en mostrar la nueva cara de sus vehículos.

A principios de 2019, Volkswagen lanzó la imagen del nuevo Gol y a fines de febrero presentó la edición más deportiva del Jetta en su edición de 35 aniversario (séptima generación), producida en Puebla, además del Jetta GTI, el cual integra más tecnología, como un tablero 100% digital.

De las noticias más relevantes de la marca se cuenta el adiós al Beetle y el lanzamiento del sedán Virtus, así como la introducción de la nueva Ticros (la SUV más accesible de la gama Volkswagen). La marca Teramont, por su parte, ha logrado un éxito rotundo desde hace un año, colocándose en los primeros lugares de su segmento. “La gama de productos es muestra de la confianza que tenemos y de las acciones que realizamos para contrarrestar la difícil situación del ramo”, afirma el ejecutivo.


¿Buscando una agencia para tu empresa? Contactanos! Co-Marketers (+598) 4244 6168

Para impulsar las ventas por internet, desde hace cinco años Volkswagen hace uso de las nuevas plataformas digitales con mayor ímpetu. “Somos la marca automotriz más seguida en las redes sociales (YouTube y Facebook). Tenemos una comunidad de más de 7.5 millones de personas en el país”.

Luego de la celebración de sus primeros 65 años en México, la automotriz decidió seguir innovando y apostar en esa dirección. Una muestra fue la venta de 65 automóviles Beetle (en su edición final) a través de Amazon. El primer paso fue apartar el vehículo en línea con 20,000 pesos mexicanos, dando la opción al cliente de terminar la operación con algún distribuidor o hacer la compra digital, recibiendo el vehículo sin rodar en su casa.