Carácter, estilo y personalidad para tu marca

¿Qué tipografía debo elegir para mi marca? Un tema bien importante para emprendedores y empresas que quieran estar en el top of mind de sus clientes.



Las tipografías se dividen en dos grandes familias, las sans serif o palo seco y las serif o romanas. Las definimos aquí.

Sans serif o palo seco: se considera la más moderna, estas tipografías se desprenden de lo accesorio y se queda con lo funcional. Son tipografías actuales de bordes simples, minimalistas, con aire juvenil y una lectura más clara y legible. Estas fuentes suelen utilizarse para transmitir innovación, juventud y minimalismo. Las familias más conocidas son la Helvética, Futura, Arial o Verdana. Hay diferentes variantes de esta familia y se suelen utilizar con diferentes fines.

Las rounded, son tipografías redondeadas y de formas suaves, por lo que se suelen utilizar en proyectos que tengan que ver con la infancia o empresas que requieran cercanía con sus clientes y amigables. Algunos ejemplos son las Comfortaa o la Quicksand.

Las geométricas son tipografías muy versátiles y se pueden lograr grandes combinaciones, pueden ser serias, elegantes o dinámicas y divertidas. Se suelen utilizar en áreas como la tecnología, la innovación o que tengan que ver con la ciencia. Ejemplos de esta familia son la Futura o la Century Gothic.

Las condensed son tipografías más estrechas de lo normal para obtener un aspecto rígido y duro. Se suelen utilizar con bastante interletrado para darle un aspecto sofisticado, moderno y elegante. En la familia de las condensed tenemos las PT Sans o la Roboto Condensed.

Por último, las tipografías modernas son bastante neutras y se pueden aplicar a cualquier proyecto, sobre todo están pensadas para textos web, por lo que si necesitas destacar no son las más aconsejables. Ejemplos de tipografías modernas son la Univers, Frutiger o Raleway.

Serif o romanas: son las tipografías más antiguas pero a la vez también pueden ser modernas, son características de la prensa escrita y la literaria ya que sus remates nos ayuda a no perder el hilo del texto. Son tipografías elegantes y con estilo. Suelen utilizarse para instituciones, empresas que quieren transmitir prestigio y formalidad, en moda, belleza y artículos de lujo. Dentro de las Serif encontramos la Times New Roman, Baskerville, Garamond o Bodoni.

Dentro de las Serif encontramos las Slab, tipografías como las serif pero con remates cuadrados, son más modernas y sólidas, pero a la vez divertidas. Al ser unas tipografías sin contrastes y de líneas rectas, transmiten la seriedad y solidez de las sans serif con la delicadeza de las serif. Ejemplos encontramos en la Rockwell, Museo o Clarendon.

También podemos encontrar otras tipografías que pueden venir bien para c