Marketing personalizado; una poderosa herramienta



El marketing personalizado es una herramienta poderosa que requiere que Marketing y Tecnología trabajen en conjunto para diseñar una experiencia de venta y servicio tanto física como digital que sea consistente, que recoja información relevante del cliente en los momentos clave (ZMOTs – Zero Moments of Truth, por sus siglas en inglés). Asimismo, que mantenga organizada, visible y explotable la información para efectos de toma de decisiones sobre dicha experiencia del cliente, así como la operación del negocio que soporta.


Las inversiones de marketing masivas sin duda generan awareness, tráfico de consumidores, demanda por las marcas, de igual forma, recuerdan a los consumidores los atributos de la marca; no obstante, son difíciles de medir.  En cambio, las inversiones en marketing personalizado, diseño y entrega de experiencias con un modelo analítico avanzado combinado con tecnología, puede medirse por evento, ocasión de consumo, canal, y tipo de cliente.

El acervo de información de consumidores –si las empresas lo saben atesorar- puede devenir en un activo invaluable; puesto que cada día nos vamos acercando –por la disrupción digital- a la convergencia de sectores donde es inminente que, en aras de crecer, los retailers, los bancos, aseguradoras, armadoras de autos, por mencionar algunos sectores afines al contacto con el consumidor, comiencen a trabajar juntas para entender y atender a los clientes que tienen en común.


En ese sentido, si las compañías comprenden los deseos, necesidades e interacciones, lograrán generar experiencias de marca óptimas, ser una referencia en el mercado y crear profundas conexiones con sus clientes.

Para los vendedores de hoy en día, la personalización ya no es una expresión extravagante de la moda. Es una parte necesaria de una estrategia de marketing robusta.