¿Trabajas en tu marca personal?

Hoy en día es muy importante manejar tu marca personal. No importa si eres ejecutivo en una empresa y necesitas tener la mejor reputación; si eres artista y quieres permanecer vigente; o si eres un político que quiere ser elegido.



Gracias a las redes sociales todos nos hemos vuelto figuras públicas. Así sea entre nuestros 200 amigos de Facebook, cada cosa que publicamos la pueden ver esas 200 personas. Antes las ideas se compartían con los de la oficina, o la familia –o los del barrio o la universidad–, pero no todos al mismo tiempo. Los éxitos (y las vergüenzas) los sabe todo el mundo en un momentito. Y si no me creen, pregúntenle a la señora chilena que fue “vístima” de los medios de comunicación y las redes sociales. O escriban un estado con un error de ortografía para que los llenen de comentarios corrigiéndolos. En serio, háganlo y me cuentan. Al que tenga más comentarios de amigos eruditos lo invito a un café.


Bueno, pero poniéndonos serios, no es secreto que hay que tener cuidado con la marca personal, con lo que se publica de nosotros en redes sociales, ¿y qué mejor manera que publicando nosotros mismos? Así podemos controlar un poco la narrativa. Más si somos los ejecutivos con alto rango y nuestra imagen afecta la de la empresa. Obviamente si somos celebridades, artistas o, en general, cualquier persona con algo de vida pública.


Crear una buena marca personal requiere trabajo y tomárselo en serio.

Por eso quise dejarles algunos consejos que he puesto en práctica y me han funcionado en estos 10 años (no hagan cuentas) de andar trabajando con redes sociales. Los he depurado un poco en los talleres. Espero que les sirvan; y si no me cuentan y los revisamos. Bueno, si les sirven también, no todo es palo en la vida.


Lo primero es que no hay fórmulas infalibles. Si bien se pueden hacer varias cosas sacadas de una lista, no se puede dejar de lado ese “yo no sé qué” que le va dando a uno la experiencia de manejar una cuenta personal. Lo que funciona en una persona no necesariamente funciona en otra. En otras palabras, no existe una sola manera correcta de crear una marca personal, pero hay pautas que se pueden tener en cuenta.